Pautas para prevenir y actuar ante las lesiones deportivas

Pautas para prevenir y actuar ante las lesiones deportivas

Nos fascina el ejercicio y conocemos las ventajas que nos aporta mantenernos activos.
Empero:

¿conocemos los peligros que involucra un entrenamiento mal planificado?

Lo cierto es que, constantemente, practicamos deportes sin ser conscientes de nuestra capacidad física ni de nuestros propios fronteras, o usamos equipamiento y material inadecuado. Se debe tener cuidado con estas malas prácticas pues tienen la posibilidad de llegar a provocar torceduras, fracturas, luxaciones y otras heridas de rodilla, tendón de Aquiles y hombro, como el manguito rotador, que son las más comunes.

La elección ideal es que se empiece a efectuar deporte con regularidad a partir de pequeños para que, de esta forma, el organismo se habitúe a este grado de actividad. Esto no debería suponernos un problema para ejercitarnos, sea como sea nuestra edad. En crítica del médico Antonio Galván Pérez, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Nosocomio Quirónsalud Tenerife: “Bastantes personas comienzan en la década de los 40, y sin sitio a duda además tiene varios beneficios”.

Entre los resultados positivos de realizar deporte a los 40

En este instante de la vida es en la que se empiezan a reducir tanto nuestra masa ósea, como nuestra masa muscular, y el deporte semanal o diario enlentece esta reducción. Sin lugar a dudas  tiene muchos beneficios. No dudes en empezar si te lo estás planteando.

 

Deportes con peligro y prevención de heridas

A pesar de que se frecuenta pensar que los deportes de contacto son los más arriesgados, lo cierto es que se puede padecer una lesión en cualquier actividad física que se practique incorrectamente. En este sentido, hemos de comentar que en el running, ejemplificando, “la persona no lucha o compite contra nadie, sin embargo si no se elabora de forma idónea o se es bastante exigente nos puede ocasionar lesiones relevantes”.
Así es porque nos dá por competir contra nosotros mismos, y sobre todo, contra el reloj: Ojo!

 

5 tips para prevenir las temidas lesiones

Como medidas preventivas, tenemos la posibilidad de continuar estas sugerencias:

–Usar el equipamiento apropiado, en particular, un calzado correcto.
– Ejecutar las actividades físicas en espacios adecuados.
– No ponerse a prueba siempre. Hay que puntualizar que “no debemos de buscar nuestros propios parámetros límite una y otra vez, puesto que es mucho mejor continuar un ritmo progresivo e ir incrementando la actividad mientras nos vayamos fortaleciendo y ganemos velocidad en el deporte que hayamos escogido”.
– Es fundamental que el deportista no se enfoque únicamente en su actividad, sino que practique otra distinta para equilibrar las articulaciones y los músculos.
Entrenamiento planificado. Esto involucra calentar correctamente las extremidades antecedente de comenzar, estirar el cuerpo humano al finalizar, tener una buena forma física…

Además, hay que puntualizar siempre que “muchas lesiones deportivas se generan por errores en el momento de planear el entrenamiento o por errores técnicos, por no hacer un óptimo calentamiento ni un óptimo estiramiento, o por agotamiento muscular, una vez que el deportista no posee un óptimo fondo físico”.

 

Lesiones deportivas en las mujeres: ¿Hay mayor riesgo?

Esto se debería a determinados componentes, como:

  1. Poseen un elevado grado de estrógenos, lo cual se traduce en una menor musculatura
    Más laxitud o debilidad articular
  2. Pelvis con más anchura
  3. Menos espacio para el ligamento cruzado anterior
  4. Son más susceptibles al déficit de calcio y vitamina D

 

La forma de actuar frente a las temidas lesiónes deportivas: sobre todo, tranquilidad y calma

Si a pesar de haber aplicado las medidas de prevención se sufre alguna lesión, lo más aconsejable es:

Primero realizar lo cual se denomina RICE, que significa hacer reposo, ejercer hielo, compresión y altura.
Seguidamente, asistir aconsulta deun especialista para que valore cada caso concreto y prescriba el procedimiento de medicación, fisioterapia o cirugía primordial.

Respecto al tiempo que involucra recuperarse de una lesión, nuestro traumatólogo nos explica que esto es dependiente de si hablamos de un profesional del deporte o de un aficionado. Como ejemplo nos sugiere que la lesión deligamento cruzado anterior necesita una recuperación media de medio año en expertos, sin embargo si el perjudicado es una persona aficionada posiblemente requiera más tiempo.

Por esa razón, hay que recordar que “anterior a empezar una actividad deportiva debemos estar en buenas condiciones ya que de lo opuesto esta clase de lesiones deportivas, ya sean musculares o ligamentosas, van a reaparecer”.