Onda de choque

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

ONDAS DE CHOQUE EXTRACORPÓREAS (ÚLTIMA TECNOLOGÍA)

Centro de Osteopatia y Fisioterapia en Almería. Onda de choque, Electrólisis percutánea intratisular EPI en Almería. tecnica epi o tratamiento epi

En FisioMuro contamos con uno de los equipos de ondas de choque de última generación. Junto con la Electrolisis percutanea intratisular forman el mejor equipo para los tratamientos de fisioterapia y osteopatía. Con el tratamiento de onda de choque y el tratamiento epi los resultados son espectaculares en todos los sentidos: recuperación de tejidos y tiempo de recuperación.

Con generador electromagnético y onda focalizada con potencias baja, media y media alta. Disponemos de la terapia más avanzada para el tratamiento de patologías tendinosas, calcificaciones, espolones e incluso retardos de consolidación de fracturas, sin cirugía y con mínimas molestias.

 

Tratamiento Mediante Onda de Choque

Uno de los más recientes usos del ultrasonido aplicado en terapéutica médica es el de focalizarlo, con el fin de conseguir un choque de alta energía. Utilizado desde hace muchos años la onda de choque  en la fragmentación de cálculos renales (litotricia), hoy usado clínicamente en ortopedia, traumatología y medicina deportiva.

Con el equipo que utilizamos tiene un generador electromagnético fabricado por la empresa líder mundial en el sector, que lleva asociado un sistema de localización basado en ultrasonidos, que permite utilizar las ondas de choque focales en el punto exacto de tratamiento con ayuda de un ecografo de alta calidad para visualizar el objetivo.

Estos choques o impactos focales provocan efectos biológicos y mecánicos. Son analgésicos a baja energía, metabólicos a mediana energía y provocan cavitación o microfracturas a alta energía. En general podemos decir que estas ondas sonoras activan los mecanismo de reparación propios de cada individuo, además ayudan a reducir la sensibilidad y el dolor.

  • EFECTO ANALGÉSICO: inmediato tras la aplicación.
  • EFECTO ANTINFLAMATORIO: degradación de los mediadores de la inflamación por la hiperemia producida.
  • EFECTO DE NEOVASCULARIZACIÓN: estimulación de la vascularización en tejidos avasculares o levemente vascularizados con lo que promueve el reclutamiento de células madre y la liberación de factores de crecimiento locales. ESTIMULACIÓN O REACTIVACIÓN de la regeneración tisular y por tanto de la curación de los tendones (proliferación de los tenocitos músculo-periósticos, la capa más externa del hueso).
  • EFECTO DE CAVITACIÓN: generación de movimiento de burbujas en un líquido, produciendo un efecto micromecánico en los tejidos corporales.
  • En el caso de la TENDINITIS CALCIFICANTE  se produce una fragmentación y cavitación de las calcificaciones amorfas, produciendo una desorganización y desintegración de los depósitos de calcio. Evitamos por tanto la cirugía.
  • NEOSTEOGÉNESIS: estimulando los factores osteogénicos (OSTEONECTINA, etc) por micronización  osteogénica. Muy indicadopor tanto en retardo de consolidación de fracturas.

Se trata de una opción de tratamiento segura y no agresiva, que, en un gran porcentaje de casos, alivia el dolor y proporciona una recuperación progresiva de la lesión, con pocos efectos secundarios y estos de producirse son leves (enrojecimiento, dolor o hematomas).

Generación de ondas de Choque

El sistema que nosotros utilizamos (está admitido su uso en Estados Unidos por la F.D.A.) se basa en un Emisor de Ondas de Choque electromagnético (EMSE) actuando de forma muy similar a lo que actuaría un altavoz de sonido.

Por delante del mismo se sitúa una lente acústica que enfoca las ondas generadas hasta hacerlas confluir en un punto determinado llegando hasta unos 8 cm según el objetivo.

 

Efectos de las ondas de choque sobre los tejidos

Se han postulado múltiples efectos de las ondas de choque, algunos de ellos en estudio, al igual que múltiples aplicaciones que en estos momentos se están experimentando en diversas partes del mundo.

Hay dos tipos de efectos. Unos directos causados por la onda expansiva positiva. Y unos indirectos causados por las ondas secundarias y la fase de presión negativa, que provocan cavitación de la zona y un efecto de remolino o turbina mucho más importante cuando hay una calcificación o actúa en la interfase entre tejidos blandos y hueso. Esto provoca cambios en la estructura de los tejidos.

Por otra parte también se produce una liberación de radicales libres en los compartimentos celulares, aumentando el control inflamatorio en los tejidos y aumentando la respuesta del organismo a la inflamación.

Entre los numerosos estudios se han visto efectos sobre:


Tejido nervioso: No se observan daños apreciables sobre tejido neural aunque se contraindica el uso directo sobre grandes nervios por precaución en nuestro centro lo aplicamos en hernias discales y neuralgias con muy buenos resultados.
Hueso: induce la generación de hueso por aumento de diferenciación celular osteoblástica y perióstica y generación de aporte vascular nuevo. Aumenta la vascularización del hueso esponjoso y favorece una reacción cicatricial inflamatoria.
Tendones: en ningún caso independiente de la intensidad de la dosis se ha observado perdida de continuidad o roturas del tendón. En estudios experimentales se observan cambios histológicos en los que se demuestra reacción inflamatoria e hipervascularidad periférica, aumento de fibroblastos y generación de matriz tendinosa.
Sobre las calcificaciones actúa produciendo fragmentación y rotura de las mismas y proliferación de vasos sanguíneos que aumentan la capacidad de reabsorción.

 

Usos más comunes de las ondas de choque

La Terapia Extracorpórea con Ondas de Choque (TEOC), se utiliza en numerosas patologías:

– Hernia de disco: FIBROSIS POSTQUIRÚRGICA tras cirugía de columna. Esta aplicación es novedosa y estamos teniendo muy buenos resultados, también en problemas discales no intervenidos liberando desde la raíz.

– Tendinitis: tanto en las epicondilitis, como tendinitis aquileas, rotulianas, trocanteritis y manguito de los rotadores así como en fascitis plantar y dolores de tipo cicatrizal en otras inserciones tendinosas y ligamentarias como el caso de ligamento lateral interno de rodilla.

– Calcificaciones: tendinitis calcificante de hombro, calcificaciones en el seno de entesopatías en codo, rotulianas, aquileas y espolón calcáneo.

– Osteonecrosis o necrosis avasculares: se ha utilizado con éxito (incluso algunos estudios afirman que mayor que el de la cirugía) en necrosis avascular de cabeza femoral. Algunos estudios actualmente están experimentando con ostecondritis disecante.

– Pseudoartrosis y retardos de consolidación: técnica inocua para el hueso evitando en numerosas ocasiones la repetición de cirugías con aporte de injertos de hueso.

Actualmente en distintos países están experimentando y realizando tratamientos sobre neuromas en pies, afectación de cartílago articular, isquemia cardiaca, puntos dolorosos en miositis y síndromes de fibromialgia (solo en zonas puntuales), trombosis vasculares, reblandecimiento de cemento de prótesis en recambios de cadera.

– Esguinces: Lesiones cápsuloligamentosas: sobretodo en esguinces mal curados de gran antigüedad.

– Fibrosis Cicatricial Postlesional: En lesiones musculares (rotura fibrilar mal curada)

Ondas de Choque: No existe contraindicaciones formales pero existen determinadas patologías o enfermedades en las que se evita su uso.

– Sobre infecciones cutáneas o de tejidos profundos (aunque en determinados grupos de estudio se está utilizando en heridas de evolución muy lenta observando resultados muy esperanzadores).

– Tumores óseos o metástasis.

Personas que utilicen marcapasos.

– Personas con coagulopatías por peligro de hematomas.

– Sobre el sistema nervioso central, grandes vasos o pulmones (aunque existen sistemas de aplicación para isquemia cardiaca).

 

Aplicación, tratamiento postaplicación y resultados

El tratamiento lo realizamos en aplicaciones semanales con una media de tres sesiones y un tiempo de aplicación de unos 20 minutos dependiendo de la intensidad y el número de disparos.

Tras el tratamiento el paciente puede notar un efecto analgésico inmediato pero el dolor puede volver a las pocas horas e incluso agudizarse un poco, por lo que se recomienda el uso de analgesia suave convencional recomendada por su médico y aplicación de frío local.

Los resultados se evaluaran a partir de las 4 semanas de la aplicación de las ondas de choque recordando que su mejoría es progresiva siendo frecuente encontrar mejorías tras un periodo de 3 e incluso 6 meses en patologías crónicas y mucho más rápida en patologías agudas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

LLAMA: 950 88 08 97