GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA

TRATAMIENTOS

El método LPF o Low Pressure Fitness

FUNDAMENTOS

consiste en un conjunto de técnicas en las que controlando una postura determinada conseguimos tonificar la musculatura de una manera saludable y ejerciendo la mínima presión sobre nuestro vientre y región pélvica utilizando periodos de apnea manteniendo la activación de la musculatura abdominal. De esta manera multiplicamos el efecto de la contracción y además lo hacemos de una manera más saludable. Todo ello destinado a evitar el efecto hiperpresivo que sufren estas regiones en muchas otras actividades físicas, contribuyendo a un aumento en los problemas de incontinencia, disfunciones genitales y problemas vertebrales, ya que el disco intervertebral también es un sufridor de estas presiones.

external-content.duckduckgo.com

Los ejercicios de gimnasia abdominal hipopresiva aumentan el tono abdominal y como consecuencia, tonifican el suelo pélvico, reducen la cintura y previenen la incontinencia de orina.

¿Cómo se realiza la Gimnasia Abdominal Hipopresiva?

La flacidez y la debilidad de nuestra faja abdominal y de la musculatura del suelo pélvico es una constante en nuestra sociedad, dicha flacidez es la que esta detrás de múltiples problemas relacionados con el aparato genito-urinario de la mujer (incontinencia urinaria, dolor en las relaciones, prolapsos), con problemas de espalda (lumbalgias, rectificación lumbar) y otros problemas de índole estéticos (barriga hinchada, flacidez abdominal).

Por medio de estos ejercicios conseguimos una “reprogramación” de la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico. En definitiva gran parte de los beneficios que obtengamos, tanto terapéuticos como estéticos, son derivados de este aumento del tono muscular

La flacidez y la debilidad de nuestra faja abdominal y de la musculatura del suelo pélvico es una constante en nuestra sociedad

objetivos

Mediante este ejercicio conseguimos fortalecer cadenas y grupos musculares de una manera efectiva y beneficiosa, centrando la atención en la zona abdominal y lumbo-pélvica, siendo esta zona considerada como el pilar básico de nuestro cuerpo, por lo que es realmente importante el control de la misma para el buen funcionamiento del resto de la columna y de los miembros inferiores.

 

Además de tonificar y potenciar la musculatura conseguimos un efecto terapéutico con la movilización del nervio en sus distintos recorridos evitando los tan conocidos atrapamientos que tanta sintomatología generan; y contribuyendo además a una mejora global de la postura corporal.

 

Al trabajar sobre la región pélvica conseguimos mejorar el tono de la musculatura del periné también conocido como suelo pélvico, tan importante no solo para el buen funcionamiento del sistema esquelético sino que también porque se trata del soporte de nuestras vísceras pélvicas, evitando de esta manera los problemas de prolapsos o incontinencias.

 

El trabajo de respiración costal también contribuye al buen funcionamiento del sistema circulatorio mejorando con ello bombeo de la sangre de nuevo al corazón y por lo tanto mejoramos la circulación sanguínea en las piernas y vísceras, disminuyendo la sensación de pesadez de abdomen y piernas.

 

Todo este ejercicio está en todo momento supervisado por un fisioterapeuta especializado en esta técnica que te guiará y corregirá para conseguir el mayor beneficio.