Hernias discales, lumbalgias y neuralgias

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los tratamientos para una hernia discal, van desde la terapia física, los medicamentos anti-inflamatorioinyecciones de cortisona, hasta llegar a la cirugía.

Naturalmente, lo más normal sería optar por la quiropráctica en primer lugar, puesto que es la opción más conservadora y con menos efectos secundarios. Un quiropráctico está preparado para localizar las subluxaciones, y corregirlas. Una serie de ajustes quiroprácticos en la columna vertebral, permitirán que el disco vuelva a su posición devolviendo la normalidad a la espalda.

Además, obtenemos muy buenos resultados con las técnicas de osteopatía y con la EPI® y sobre todo con la camilla con flexión distracción (especial para la mejoría de las hernias discales).

 

1. ¿Qué es la hernia de disco?

La columna está compuesta por 33 vértebras (huesos) que se apilan unos encima de otros. Entre cada vértebra existe una almohadilla elástica o cartílago llamado disco intervertebral. Los discos constan de una cubierta exterior resistente y fibrosa (anillo fibroso), y un centro gelatinoso (núcleo pulposo). La función del disco intervertebral es la de amortiguar y repartir las cargas que se generan en nuestra columna vertebral.

A medida que envejecemos, el disco se hace más plano y menos flexible, por lo que es más fácil de lesionar. En algunos casos, el núcleo pulposo puede empujar a través de una grieta en el exterior y dar lugar a una hernia (bulto) o rotura (desgarro). Existen diferencias entre protusión discal y hernia discal. En la protusión discal existe deformación del disco intervertebral pero el núcleo pulposo no se ha filtrado a través del anillo fibroso. En cambio, en la hernia discal, existe una rotura del anillo fibroso y un escape del núcleo hacia la parte exterior que provoca una mayor deformación.

Una hernia discal puede irritar los nervios cercanos y producir dolor, entumecimiento o debilidad en las piernas o brazos. También hay personas con hernias discales que no presentan síntomas. La mayoría de las personas que tienen una hernia discal no necesitan cirugía para corregir la lesión.

 

[youtube:watch?feature=player_embedded&v=czkSRep6gdE]

 

2. ¿Cómo las tratamos nosotros?

Los objetivos de nuestro tratamiento son: naturalmente la opción más conservadora y con menos efectos secundarios. Un Osteópata y Fisioterapeuta está preparado para localizar las subluxaciones, y corregirlas. Una serie de ajustes en la columna vertebral, permitirán que el disco vuelva a su posición devolviendo la normalidad a la espalda.

Para ello utilizamos diferentes técnicas: Tratamiento de osteopatía, con ajuste manual y reequilibarlo. Sistema de flexión-distracción para la hernia. Ondas de choque extracorpóreas. Movilización del sistema nervioso: neurodinámica. Posteriormente reeducamos la columna y hacemos un trabajo preventivo para evitar futuras recaídas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

gpdr, analitycs

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

mailchimp

Gestión de Consentimiento

Other

LLAMA: 950 88 08 97